Para esta hora

La siguiente reflexión fue escrita por nuestra amiga Michelle Payne. ¡Espero te sea de motivación para cumplir tu misión! 

Para esta hora
Ester fue una joven judía elegida por el rey Asuero para ser su esposa. La mano derecha del rey Asuero se llamaba Amán. A Amán no le agradaban los judíos y conspiró para destruirlos. (El rey y Aman no sabian que Ester era judia.)

Ester 3:8-11 “Y dijo Amán al rey Asuero: Hay un pueblo esparcido y distribuido entre los pueblos en todas las provincias de tu reino, y sus leyes son diferentes de las de todo pueblo, y no guardan las leyes del rey, y al rey nada le beneficia el dejarlos vivir. Si place al rey, decrete que sean destruidos; y yo pesaré diez mil talentos de plata a los que manejan la hacienda, para que sean traídos a los tesoros del rey. Entonces el rey quitó el anillo de su mano, y lo dio a Amán hijo de Hamedata agagueo, enemigo de los judíos, y le dijo: La plata que ofreces sea para ti, y asimismo el pueblo, para que hagas de él lo que bien te pareciere.”

Ester 3:13 “Y fueron enviadas cartas por medio de correos a todas las provincias del rey, con la orden de destruir, matar y exterminar a todos los judíos, jóvenes y ancianos, niños y mujeres, en un mismo día, en el día trece del mes duodécimo, que es el mes de Adar, y de apoderarse de sus bienes.”

Los judíos se angustiaron cuando escucharon la mala noticia. El primo de Ester, Mardoqueo, le habló, diciéndole que ella debía pedirle al rey ayuda para su pueblo, los judíos.

En esa cultura, la pena de muerte esperaba a la persona que visitaba el rey sin estar invitado. Sólo el rey podría perdonarle.

Ester 4:10-11 “Entonces Ester dijo a Hatac que le dijese a Mardoqueo: Todos los siervos del rey, y el pueblo de las provincias del rey, saben que cualquier hombre o mujer que entra en el patio interior para ver al rey, sin ser llamado, una sola ley hay respecto a él: ha de morir; salvo aquel a quien el rey extendiere el cetro de oro, el cual vivirá; y yo no he sido llamada para ver al rey estos treinta días.”

¿Cómo respondio Mardoqueo?

Ester 4:13-14 “Entonces dijo Mardoqueo que respondiesen a Ester: No pienses que escaparás en la casa del rey más que cualquier otro judío. Porque si callas absolutamente en este tiempo, respiro y liberación vendrá de alguna otra parte para los judíos; mas tú y la casa de tu padre pereceréis. ¿Y quién sabe si para esta hora has llegado al reino?”

Así como Ester tuvo el trabajo de ayudar su gente, nosotros tenemos el trabajo de compartir la Verdad con este mundo tan perdido. Dios te puso en tu país, en tu ciudad, en esta hora por una razón. ¿Cuál es esa razon? Bueno, Dios manda a todo Cristiano a predicar el Evangelio (Marcos 16:15) “a tiempo y fuera de tiempo.” (2 Timoteo 4:2)

Si tu no obedeces a Dios, El puede usar a otra persona – pero también piensa lo que Dios dijo al profeta Jeremías:

Jeremías 1:17 “Tú, pues, ciñe tus lomos, levántate, y háblales todo cuanto te mande; no temas delante de ellos, para que no te haga yo quebrantar delante de ellos.”

Dios te tiene allí, para esta hora, con un propósito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Entradas relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba