Un budista y sus amigos

Descarga el mp3 Una tarde, pasé por la Plaza de la Cultura. En el centro de la capital, es el lugar más concurrido. Por las tardes puedes ver muchas modas. Ese día miré a un joven vestido de negro (Jorge) y empecé a hablarle. Yo sabía que necesitaba la ley para suavizar su corazón, pero como tenía muchas preguntas, procuré contestarte y razonar con él.

Así nació este audio. 20 minutos de preguntas y respuestas. Nota que aunque contesté sus preguntas, la lucha siempre está en el razonamiento, en la mente.

Este mp3 es un ejemplo de cómo es muy cansado estar golpeando al razonamiento y ver que siempre el hombre tiene excusas para su comportamiento. Si alguien tiene preguntas sinceras, es un placer contestarlas, pero cuando (como en este caso) el hombre es aún orgulloso, sus preguntas no son sinceras, sino sólo excusas.

¿Qué debemos hacer para no entrar en discusiones sin sentido? Debemos usar la Ley para que entonces la conciencia haga su trabajo.

Este website lo creamos para ayudarte a tí a ir también donde los pecadores y enseñarles la Palabra. Nos encantará saber tus opiniones, dudas y ayudarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Entradas relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba