Romanos 1:1-15 Las Palabras de Pablo

En nuestros sitios sociales (FacebookTwitter y Google Plus), estamos compartiendo diariamente un versículo del libro de Romanos. El motivo lo puede leer aquí: Leamos el libro de Romanos. Hemos ya leído los primeros 15 versículos. Este es el resumen:

Slide2

 

Mire el estudio de estos versículos aquí: Las palabras de Pablo – [pdf]. Y estos son los comentarios que hemos hecho por versículo:

Romanos 1:1 “Pablo, siervo de Jesucristo, llamado a ser apóstol, apartado para el evangelio de Dios,”

Todos los cristianos somos apartados para el evangelio. ¿Cuándo fue la última vez que intencionalmente explicó el evangelio a una persona inconversa?

Romanos 1:2 “que él había prometido antes por sus profetas en las santas Escrituras,”

El evangelio que predicamos fue prometido por Dios. El prometió un sacrificio sustituto por los pecados de la humanidad, y cumplió su promesa. Ahora, promete salvar a todo el que con humildad se arrepienta de sus pecados y confíe en Jesucristo.

Romanos 1:3 “acerca de su Hijo, nuestro Señor Jesucristo, que era del linaje de David según la carne,”

El evangelio es acerca de nuestro Señor Jesucristo. El evangelio no se trata de una vida mejor para el pecador, sino de que Jesucristo manda a los hombres que sean humildes ante el Señor del Universo.

Romanos 1:4 “que fue declarado Hijo de Dios con poder, según el Espíritu de santidad, por la resurrección de entre los muertos,”

El nacimiento no es lo más importante, sino que El pagó por el pecado de todo el mundo en la Cruz. Por esto, la muerte ya no tiene poder sobre El. La resurrección de los muertos debe ser parte de nuestra explicación del evangelio.

Romanos 1:5 “y por quien recibimos la gracia y el apostolado, para la obediencia a la fe en todas las naciones por amor de su nombre;”

El apostolado es la misión de ir y predicar el evangelio a todas las naciones. Todo hombre, en cualquier país, puede ser salvo si obedece, arrepintiéndose y poniendo su fe en Cristo.

Romanos 1:6 “entre las cuales estáis también vosotros, llamados a ser de Jesucristo;”

El libro de Romanos está escrito a una iglesia de cristianos en Italia. Yo vivo en Costa Rica, ¿y Ud.? Nuestros países también necesitan que les prediquemos el evangelio.

Romanos 1:7 “a todos los que estáis en Roma, amados de Dios, llamados a ser santos: Gracia y paz a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo.”

Un cristiano es llamado a ser santo, apartado para la tarea de llevar el evangelio a todas las personas. Ser misionero no es un llamado de unos pocos, sino de todos nosotros.

Romanos 1:8 “Primeramente doy gracias a mi Dios mediante Jesucristo con respecto a todos vosotros, de que vuestra fe se divulga por todo el mundo.”

Lo primero que Pablo menciona es que esta iglesia local evangelizaba a tal grado que todo el mundo la conocía. Esta debe ser la prioridad de nuestras iglesias también.

Romanos 1:9 “Porque testigo me es Dios, a quien sirvo en mi espíritu en el evangelio de su Hijo, de que sin cesar hago mención de vosotros siempre en mis oraciones,”

El apóstol Pablo fundó la iglesia a la que escribe. Veamos que él no los ve como una organización sino como personas que ahora como él están llevando el evangelio por todo el mundo.

Romanos 1:10 “rogando que de alguna manera tenga al fin, por la voluntad de Dios, un próspero viaje para ir a vosotros.”

Pablo rogaba para poder ir a predicar el evangelio a Roma. ¿Ama Ud. tanto el evangelio como para rogar a Dios el poder predicarlo en más lugares?

Romanos 1:11 “Porque deseo veros, para comunicaros algún don espiritual, a fin de que seáis confirmados;”

Pablo deseaba establecer (confirmar) a la iglesia en buena enseñanza de la Biblia. El que no conoce su Biblia es inestable y fluctuante, fácil de llevar por cualquier doctrina de hombres.

Romanos 1:12 “esto es, para ser mutuamente confortados por la fe que nos es común a vosotros y a mí.”

La fe que nos es común ahora la tenemos por escrito en la Biblia. Esta nos conforta mientras nos esforzamos por divulgar el mensaje por todo el mundo.

Romanos 1:13 “Pero no quiero, hermanos, que ignoréis que muchas veces me he propuesto ir a vosotros (pero hasta ahora he sido estorbado), para tener también entre vosotros algún fruto, como entre los demás gentiles.”

La carta a los Romanos es un mensaje por escrito que Pablo envió porque no podía ir aun a Italia. Si Ud. no puede hablarle a alguien el evangelio, no se desanime, ¡siempre puede enviar o entregarle un tratado evangelístico!

Romanos 1:14 “A griegos y a no griegos, a sabios y a no sabios soy deudor.”

Pablo se ve como deudor de todos los hombres. ¿Qué les debe? El explicarles el evangelio. Nosotros tenemos la misma deuda: si no les predicamos, ellos no pueden ser salvos; esa es la urgencia de nuestra misión.

Romanos 1:15 “Así que, en cuanto a mí, pronto estoy a anunciaros el evangelio también a vosotros que estáis en Roma.”

La deuda que sentía Pablo no era sólo una emoción, sino que la ponía en acción. La misión es ir donde las personas y hablarles el evangelio.

Si gusta, puede ver el estudio expositivo de Greg Kedrovsky de todo el libro de Romanos aquí: http://www.iglesia-del-este.com/predicacion-expositiva/romanos/.

Un pensamiento en “Romanos 1:1-15 Las Palabras de Pablo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Entradas relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba