Llamados a predicar el evangelio puro y claro

Si alguien adulteró el evangelio, no fue Pablo. Él lo entregó tal como Cristo se lo dio. ¡Oh! ¡que cada uno de nosotros que es llamado a predicar el evangelio, y, por supuesto, cada miembro de la iglesia sienta que la verdad nos es encomendada para conservarla en el mundo! Nuestros antepasados la conservaron en la hoguera, y en el tormento cruel, y cuando se fueron al cielo en sus carros de fuego dejaron la verdad para que la preservaran sus hijos. Transmitida a nosotros por la larga fila de mártires y confesores, Presbiterianos y Puritanos, ¿qué vamos a hacer con ella ahora? ¿No sentiremos que todo el costo de conservarla a través de los siglos nos exige actuar igual que ellos, si hubiera la necesidad (aun a costa de nuestra sangre) y que, mientras vivamos, nunca se diga que en nuestra vida, en nuestra oración, en nuestra conversación, o en nuestra predicación, el evangelio sufrió en nuestras manos? “Yo sé a quién he creído,” dijo Pablo, y “estoy convencido de que él es poderoso para guardar mi depósito,” o, más bien, como algunos lo interpretan, “Él es capaz de guardar mi depósito, el cual se me encomendó para guardar; también Cristo guardará y preservará el evangelio puro y claro, aun hasta la última hora del tiempo.” ¡Que el Señor nos lo conceda, para gloria de su nombre!

Charles Spurgeon en “El Evangelio Nos Llegó En Poder” (http://www.spurgeon.com.mx/sermon3551.html)

Mira el video (10 min) donde Greg se esfuerza con todo para que los pecadores comprendan el evangelio puro y claro. El Señor Jesucristo, el Capitán, ya dio la orden. ¡Esfuérzate por cumplir tu mandato! Tu Padre quiere que estés en Su gloria, en la eternidad, pero te ha dejado en esta tierra con la misión de predicar el evangelio.

En Judas 1:22-23, Dios nos dice

“A algunos que dudan, convencedlos. A otros salvad, arrebatándolos del fuego; y de otros tened misericordia con temor, aborreciendo aun la ropa contaminada por su carne.”

Si el mandamiento está dado, no hay excusa para no hacerlo. Convence a tus amigos, familiares y desconocidos… ¡ten misericordia de ellos!

Descarga el video (10 min.)

640×480 MPEG4 155MB 

320×240 MPEG4 43MB

 

rss / itunes

 

Video completo (24 min.)

640×480 MPEG4 393 MB

320×240 MPEG4 108 MB

2 pensamientos en “Llamados a predicar el evangelio puro y claro

  1. si es verdad, em mi pais por predicar la palabra de Dios tal cual esctrita, hemos padecido mucha percecusion, por la gran babilonia, medios de comunicacion poderosos, incluso aun los mismos cristianos dicen llamrse evangelicos, pero lo maravilloso es que Dios no dio la victoria, y nos repaldo, pues Jesus os dijo si les aborrecen a ustedes sabed que mi me aborrecion, esto nos dijo para que no tropecemos.
    taniguz@hotmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Entradas relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba