Los métodos del evangelismo

Nuestra misión de vida es la de hacer discípulos evangelizando. Nuestro mensaje es el verdadero evangelio de la justicia de Dios. Pero, ¿cómo hacemos todo esto?

Puesto que la Palabra de Dios es la autoridad final para el cristiano, no tenemos que recurrir a la sabiduría humana para saber cómo cumplir con nuestra misión de evangelizar. Exactamente como la Biblia define nuestro mensaje (el evangelio), también nos muestra los métodos que Dios quiere que utilicemos para hacerle llegar este mensaje a la gente que lo necesita.

  • Lo hacemos como el Señor
  • Lo hacemos usando la Ley de Dios
  • Lo hacemos predicando la cruz
  • Lo hacemos con tratados
  • Lo hacemos uno-a-uno
  • Lo hacemos predicando al aire libre

Recuerde las palabras de los famosos predicadores:

Déme cien predicadores que no temen nada salvo el pecado y que no desean nada salvo a Dios, y no me importa una paja si sean ministros o laicados, ellos solos sacudirán las puertas del infierno y establecerán el reino de Dios en la tierra. [John Wesley]

[La Iglesia] es una traidora de su Amo que la envió si ella se deja engañar por las bellezas del gusto y del arte, olvidándose que ‘predicar a Cristo… y a Él crucificado’ es el único motivo por el cual ella existe entre los hijos de los hombres. El negocio de la Iglesia es la salvación de almas. [Charles Spurgeon]

Hubo un día cuando yo morí, totalmente morí—morí a George Mueller, sus opiniones, sus preferencias, sus gustos y su voluntad; morí al mundo, su aprobación o su censura; morí a la aprobación o la condenación aun de mis hermanos y amigos—y desde entonces sólo tengo que mostrarme aprobado a Dios. [George Mueller]

Baje este estudio para ver cuáles son los métodos que Dios ordenó para el cumplimiento de Su misión en esta tierra: 
04_metodo.pdf

Leer Más

El mensaje

¿Cuál es el verdadero evangelio? ¿Será el mensaje de la felicidad: “Dios te ama y tiene un plan maravilloso para ti y para tu vida”?

¿Es este el mensaje que debemos predicar a los pecadores perdidos, que Dios los ama y que tiene un plan maravilloso para sus vidas? “Acepte a Jesús y tendrá paz, gozo, amor y felicidad duradera. Experimentará bendiciones innumerables, una prosperidad digna de un hijo del Rey y la victoria en todos los problemas de la vida.” ¿Es este el mensaje que debemos predicar a los pecadores perdidos?

O, ¿será más bien el mensaje de justicia, de juicio venidero y de un claro llamado al arrepentimiento y fe en el único Salvador?

La Biblia dice que la paga del pecado es la muerte y por esto el alma que peca, morirá.

Porque la paga del pecado es muerte… [Rom 6.23a]

He aquí que todas las almas son mías; como el alma del padre, así el alma del hijo es mía; el alma que pecare, esa morirá. [Ezeq 18.4]

¿Qué librará al pecador de la muerte? ¿Las riquezas (la felicidad, la comodidad, una mejora de vida)? No. La única cosa que le salvará la vida—la vida eterna—al pecador es la justicia.

No aprovecharán las riquezas en el día de la ira; mas la justicia librará de muerte. [Prov 11.4]

El verdadero evangelio es nuestra salvación porque en él recibimos la justicia de Dios.

Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego. Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá. [Rom 1.16-17]

Baje este estudio para ver la diferencia entre el falso evangelio moderno de la felicidad (que sólo resulta en falsos convertidos) y el verdadero evangelio de la justicia en el Señor Jesuscristo: 03_mensaje.pdf

Leer Más

La misión

02_mision.pdf

Piénselo así: En 100 años, ¿qué es lo que le va a importar? ¿Su carro? ¿Su casa? ¿Su país de residencia? ¿Sus inversiones y ahorros? ¿Sus títulos de la universidad? ¿Su carrera (su trabajo)? ¿Su conocimiento de la Biblia? ¿La copa mundial?

¿Qué estamos haciendo hoy que hará una diferencia en la eternidad?

Cristo dejó nuestra misión muy clara:

…id, y haced discípulos a todas las naciones… [Mat 28.19-20]

…Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. [Mar 16.15]

…que se predicase en Su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones… [Luc 24.46-47]

…Me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra. [Hech 1.8]

Los grandes predicadores de los siglos pasados lo entendieron:

No tienes nada que hacer sino salvar almas. Por lo tanto gasta y gástate en esta obra. Y va no sólo a los que te necesitan, sino también a los que te necesitan más… El asunto no es predicar unas cuantas veces y ya, ni cuidar esta sociedad o aquella; sino que es salvar a todas las almas que puedas; es tantos pecadores al arrepentimiento como puedas. [John Wesley]

Yo preferiría traer a un pecador a Jesús que desenmarañar todos los misterios de la Palabra, porque la salvación es aquello por lo cual hemos de vivir. [Charles H. Spurgeon]

Yo consideraría el hecho de ganar a un alma para Cristo una felicidad más grande que montones de plata y oro para mí mismo. [Matthew Henry]

Baje este estudio y entérese de nuestra misión de vida, la obra que Dios quiere que acabemos para glorificarlo mientras que estemos aquí en la tierra:
02_mision.pdf

Leer Más

El evangelismo bíblico

Una “misión” es lo que uno hace—es la obra a la cual se dedica en la vida. Es el blanco o la meta de toda la energía y los recursos (de tiempo, talentos y tesoro) que él gasta.
Uno de los deseos más profundos del corazón de un cristiano es el de hacer una diferencia eterna con su vida pasajera. Aunque nuestras vidas son como “neblina que se aparece por un poco de tiempo, y luego se desvanece” (Stg 4.14), Dios nos ha creado en Cristo Jesús para hacer una diferencia eterna mientras que estemos aquí en la tierra. (más…)

Leer Más

3minutos

Con sólo tres minutos para vivir…

3minutos

Lo siguiente es un comentario por Harry A. Ironside, Litt.D., de su libro Lecciones sobre el Libro de Hechos, 1943.

John Taylor Smith, obispo en la Iglesia Anglicana, contaba como, cuando él era el capellán general del ejército de la Gran Bretaña, los candidatos para el oficio de capellán eran llevados a él para su aprobación, y siempre tenían que contestar una pregunta: “Ahora, quiero que me muestre cómo usted trataría con un hombre herido en el campo de batalla. Tengo tres minutos para vivir y temo la muerte porque no conozco a Cristo. Dígame: ¿Qué debo hacer para ser salvo y morir con la seguridad de que todo está bien?”

Si el candidato empezó a vacilar y hablar de la única verdadera Iglesia o de las ordenanzas, y cosas de este estilo, el buen obispo le diría: “Eso no sirve. Sólo tengo tres minutos para vivir. Dígame lo que debo hacer”.

Y por todo el tiempo que el obispo Smith era el capellán general, si un candidato no pudo contestarle la pregunta, tampoco pudo ser capellán en el ejército.

Ojalá que fuera así en nuestro propio Ejército—el Ejército del Señor. ¿Qué diría usted a un hombre que sólo tenía tres minutos más de vida?

Por favor, prepárese para evangelizar bíblicamente. Hay personas muriendo… y a muchos cristianos no les interesa para nada. El hecho que está visitando este sitio y leyendo este artículo demuestra que usted es diferente—que a usted, sí, le interesa. ¡Damos gracias a Dios por personas así!

Aproveche de todos los recursos a su disposición y salga de la “zona de comodidad” para rescatar a un alma. ¡Nunca se arrepentirá de haberlo hecho! Pero, ¿cuánto remordimiento vamos a sufrir por las tantas veces que no lo hicimos?

Prepárese para evangelizar bíblicamente y salgamos al campo de batalla… para la gloria de nuestro Señor.

Leer Más

Es más que pegarle cuatro gritos

Evangelismo se trata de más que sólo “pegar cuatro gritos” a la gente en la calle. Viendo el ejemplo de Pablo en el Libro de Hechos, podemos ver que se trata de “discutir” y “persuadir”.

Y discutía en la sinagoga todos los días de reposo, y persuadía a judíos y a griegos. [Hech 18.4]

Y entrando Pablo en la sinagoga, habló con denuedo por espacio de tres meses, discutiendo y persuadiendo acerca del reino de Dios. [Hech 19.8]

Vea las definiciones de las palabras claves de los versículos arriba:

  • Discutir: Contender y alegar razones contra el parecer de otro.
  • Persuadir: Inducir, mover, obligar a uno con razones a creer o hacer una cosa.

Si queremos evangelizar bíblicamente, tenemos que “razonar” con los inconversos. Mark Cahill suele decir que “el evangelismo no es una presentación sino una conversación”. Y así es — así tiene que ser — porque tenemos que “contender y alegar razones”. El pecador está equivocado y nos toca a nosotros procurar “moverlo” con razones a creer el evangelio.

Sin el uso de la Ley de Dios esta tarea es casi imposible porque no podemos “razonar” con los inconversos. Sin la Ley de Dios el evangelio no es razonable porque no hay una base sobre la cual podamos razonar acerca del pecado, la justicia y el juicio por venir.

No obstante, con la Ley todo el asunto se torna razonable. Así que, prepárese y a razonar con los pecadores (a discutir con ellos y persuadirles) usando la Ley.

  • Si usted maneja el inglés, siempre recomendamos la escuela de Ray Comfort.
  • Si quiere material en español, este sitio le puede proveer mucho. Además, la Iglesia del Este siempre tiene varias enseñanzas, talleres, etc. y los ofrecen gratuitamente.

Leer Más